info@opamianto.com 664 55 48 82 976 23 33 83 915 32 33 77

Inicio Noticias Todavía no se ha retirado el amianto de los colegios de Palma

Todavía no se ha retirado el amianto de los colegios de Palma

Interés

Es curioso ver que, con el paso de los años, un mismo hecho evoluciona a medida que se sabe sus consecuencias. Corría el año 1939 cuando Paul Hermann Müller sintetizó el DDT (dicloro difenil tricoloroetano). Su aplicación fundamental fue en el campo de la agricultura donde rápidamente fue bautizado como el plaguicida perfecto: eliminaba, como ningún otro producto químico, la plaga del cultivo. Su éxito fue tal, que a Müller le acabaron concediendo el Premio Nobel de Medicina en el año 1948. El uso y la fama del DDT se extendieron por el mundo tan rápido como su poder exterminador. Sin embargo, con el paso de los años se descubrió que aquel producto milagro tenía una cara oscura, mucho más feroz de la que nadie nunca se habría podido imaginar. El DDT se acumulaba en los insectos que, a su vez, servían de alimento a las aves. Unos animales que acaban muriendo por concentrar unas dosis del plaguicida elevadísimas. La mortandad de aves fue tan brutal que derivó en un libro que Rachel Carlson tituló La primavera silenciosa por la ausencia de canto de los pájaros en esa estación. La consecuencia de todo ello fue la prohibición del DDT en el año 1972. El mismo descubrimiento que le valió el Nobel a Müller fue causante de millones de muertes de animales y prohibido años más tarde. En la misma categoría de producto milagroso se encuentra el amianto. También denominado fibrocemento o uralita, nombre comercial de la principal empresa fabricante e importadora de este producto a España, lo cierto es que a día de hoy vivimos rodeados de él. ¿Dónde se puede encontrar el amianto? "En el aislado de las tuberías, cámaras de aire de paredes, techos y puertas cortafuegos; en canalizaciones agua; en placas acústicas para aislamiento sonoro, en depósitos de agua y en placas onduladas de fibrocemento para techos y cubrimiento de superficies", explica José Carlos Rodríguez, técnico de prevención de riesgos laborales. Y es que el amianto es considerado como un excelente aislante térmico y acústico además de ser casi indestructible, ligero, impermeable, barato, versátil, moldeable, muy resistente a la fricción e ignífugo. Unas grandes ventajas para ser usado de forma masiva. Estas características llevaron a que el fibrocemento fuera un material casi omnipresente, no solamente en la construcción, sino también en usos tan variopintos como forros de las tablas de planchar, las protecciones de hornos y chimeneas, guantes de cocina, aislamientos en secadores y tostadoras de pan, etc. Riesgos del fibrocemento "El riesgo del amianto proviene de la inhalación de fibras respirables existentes en el aire y no por contacto manual. La principal vía de entrada del amianto es la respiratoria", apunta José Carlos Rodríguez. Y es que las fibras de amianto, debido a sus características aerodinámicas, pequeño tamaño y forma alargada, pueden permanecer en suspensión en el aire el tiempo suficiente, para que representen un riesgo respiratorio. Eso sí, estas fibras no se desprenden del fibrocemento si éste no se manipula. Las fibras aparecen cuando, por ejemplo, se registra una demolición no controlada con presencia de elementos con amianto o se retira una cubierta de fibrocemento que posteriormente se tritura. Algo terminantemente prohibido por la legislación. "Los riesgos para los trabajadores y personas dependen de la cantidad y la composición de tipo de fibra. Más peligrosas las anfíboles (crocidolita, amosita, tremolita y antofilita) que las serpentinas (crisotilo) debido a la forma de la fibra en sí", añade Rodríguez. Las consecuencias de una exposición continuada al amianto pueden provocar asbestosis, cáncer broncopulmonar y mesotelioma pleural y todo ello décadas después de haber estado expuestos al fibrocemento. Es por ello que a día de hoy la retirada del amianto se ha convertido en una actividad que no puede desarrollar cualquiera. "Todos los trabajos que impliquen una retirada de amianto deben realizarse por empresas que estén inscritas en el RERA (Registro de Empresas con Riesgo a Amianto) y elaborar un Plan de Trabajo que esté aprobado por el Govern de les Illes Balears", explica Rodríguez. A ello se le añade la realización periódica de control sanitario a los trabajadores que realicen estos trabajos. Unas tareas que se realizan con todas las medidas de prevención necesarias, portando aquellos que entran en contacto con el amianto, trajes especiales de cuerpo completo que evitan que cualquier fibra pueda ser inhalada o se pueda adherir a la ropa de trabajo y pueda llegar a ser respirada más tarde por el trabajador o por las personas que entren en contacto con esas prendas contaminadas. Y es que durante muchos años y antes de tomar las medidas preventivas actuales, solamente se consideraba población de riesgo aquellas personas que trabajaban habitualmente en las fábricas, en contacto directo con el amianto. No se tomaron como vulnerables las personas que vivían cerca de las fábricas de fibrocemento o las personas que lavaban la ropa de trabajo. Eso sí, no todos aquellos que hayan estado en contacto con fibras de amianto tienen que desarrollar necesariamente ningún tipo de enfermad relacionada con ello. Dependerá de muchos factores, como el tipo de fibra, el tiempo al que se estuvo expuesto o la sensibilidad del individuo. A día de hoy se considera que las fuentes de exposición al amianto son diversas. La más habitual es la exposición laboral que afecta aquellos trabajadores que realizan tareas de desamiantado (eliminación del amianto de las construcciones). La exposición ambiental es aquella que afecta tanto a la gente que se encuentra cerca de las minas de amianto, por el desgaste de los frenos que hasta 2002 se comercializaron con amianto, vertederos incontrolados o malas praxis en la demolición de los edificios. La tercera vía, aunque cada vez con menor trascendencia, es la exposición doméstica a elementos como tostadoras de pan con amianto o mantas con este elemento. A día de hoy están prácticamente erradicadas. La cuarta vía es el desprendimiento de fibras en el interior de edificios que siguen conservando elementos de fibrocemento. En la actualidad se desconoce el nivel de fibras inhalado bajo el cual no exista riesgo de contraer una enfermedad profesional. Inversiones Recientemente, el Govern ha anunciado la intención de 27,7 millones de euros en un plan de mejora de infraestructuras educativas de las Illes Balears. El proyecto, que cuenta con financiación del Banco Europeo de Inversiones, tiene cuatro líneas de actuación: eliminación de estructuras de fibrocemento con amianto, eliminación de barreras arquitectónicas, construcción de nuevos centros y ampliaciones para eliminar las aulas modulares, y obras de reforma. "El Govern de las Illes Balears destinará aproximadamente 1.595.500 euros a la eliminación de estructuras de fibrocemento con amianto de todos los centros educativos de las Illes Balears", apuntan fuentes de la Conselleria de Educación. Con este dinero se procederá a retirar las estructuras con amianto de los centros de educación infantil y primaria (CEIP) y de los institutos de secundaria (IES) y a sustituirlos por otros. Las obras empezarán en los próximos meses y se prevé que se haya retirado en la totalidad de centros durante el año 2015. En relación a la eliminación de las barreras arquitectónicas se invertirán cerca de 6.753.000 euros; para la construcción de nuevos centros 10.769.646 euros y para obras de reforma 8.593.059 euros. "A día de hoy no ha comenzado ninguna porque el procedimiento administrativo requiere de una serie de pasos: elaboración del proyecto, visita de los técnicos, petición de licencias, licitación y ejecución. Además, son obras de gran envergadura por lo que no se pueden ejecutar en período de clases porque los niños no pueden estar en el centro", añaden desde la Conselleria. Fuente: www.diariodemallorca.es http://www.diariodemallorca.es/medio-ambiente/2014/10/13/aislante-indestructible-contaminante/968563.html

Envíenos su caso

Si le gustaría conocer sus derechos, si está interesado en conocer las acciones judiciales que puede ejercitar o si tiene información sobre otros casos que quisiera compartir con nosotros, por favor rellene el pequeño cuestionario y un miembro experto de ORIA, PAJARES & ASOCIADOS ABOGADOS se podrá inmediatamente en contacto con usted.

WhatsApp

664 55 48 82
* He leído y acepto la Política de privacidad.

* En el marco del cumplimiento de la legislación vigente, de lo dispuesto por Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos (RGPD), de la normativa vigente de aplicación en la materia y de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico 34/02 de 11 de Julio (LSSICE), se informa al interesado que los datos personales que proporcione en este formulario se incorporarán a un fichero titularidad de ORIA, PAJARES & ASOCIADOS ABOGADOS, S.L. que nos servirán para contestar a la consulta que usted nos plantea. La cumplimentación del formulario es voluntaria. Si el interesado no consiente el tratamiento de sus datos personales solicitados en este formulario, deberá abstenerse de enviarlo. El interesado puede ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición mediante solicitud escrita a ORIA, PAJARES & ASOCIADOS ABOGADOS, S.L. en Calle Velázquez nº 70, 3º izq. 28001 Madrid (Madrid) España. o bien enviando un correo electrónico a info@opamianto.com.

Pº Independencia 21
1º Centro
50001 Zaragoza
976 23 33 83

C/ Velázquez, 70
3ºIzq.
28001 Madrid
915 323 377

77 Water Street
New York, NY 10005
(212) 584-0700

550 Broad Street
Newark, NJ 07102
(973) 639-9100

1515 Market Street
Philadelphia, PA 19102
(215) 564-2300