Inicio Noticias Supervivencia tras el diagnóstico

Envíenos su caso

* He leído y acepto la Política de privacidad.

Supervivencia tras el diagnóstico

Mesotelioma

Un ejemplo ilustrativo de la agresividad del mesotelioma –cáncer habitualmente asociado a la exposición al amianto-, nos lo ofrece el caso relatado en Gorecka et al. (2014). Un hombre de 73 años de edad, no fumador, se presentó con una historia de ocho semanas de dolor en el lado izquierdo del pecho, y dificultad para respirar al hacer esfuerzos. No tenía antecedentes médicos significativos. Trabajó en la construcción durante 40 años, pero negó la exposición definida al asbesto, una aseveración que es muy probable que hubiera obedecido a simple desconocimiento, habida cuenta de la profusión con la que el amianto ha sido utilizado en la edificación. Su imagen inicial de rayos X del tórax, demostró un gran derrame pleural izquierdo. Con posterioridad, una TC de tórax reveló un engrosamiento circunferencial de la pleura, con placas pleurales asociadas, y calcificación. Se realizó un diagnóstico provisional de mesotelioma. Una toracocentesis guiada por ecografía, realizada inicialmente, reveló un trasudado, con citología negativa. Además, la toracoscopia y la biopsia pleural dirigida por CT no lograron obtener un diagnóstico definitivo. Una biopsia quirúrgica fue planeada, pero en el momento de la admisión, el paciente desarrolló en el cuello una hinchazón unilateral. La exploración guiada por ultrasonido, con aspiración con aguja fina (PAAF), y las biopsias de los ganglios linfáticos, eran determinantes de diagnóstico de mesotelioma pleural. El tratamiento con quimioterapia paliativa fue planeado, pero la situación clínica del paciente se deterioró rápidamente, y falleció antes del inicio de la terapia. La frialdad de los datos estadísticos no puede transmitirnos todo el dramatismo del sufrimiento humano que se esconde bajo esos terribles guarismos. Y es que, como tendremos ocasión de ver de inmediato, los datos de supervivencia son uniformemente sombríos, sin que apenas se llegue a registrar el más leve progreso que merezca tal nombre, pese al paso de los años sucesivos, y al desfile interminable de las terapias tanteadas –ver, por ejemplo: Tanrikulu et al. (2010), Musk (2012)-. Constatar esas cifras concretas, forma parte del desvelamiento de toda la tragedia de esta neoplasia, el mesotelioma, que prácticamente en su totalidad, puede ser atribuida a una etiología por exposición al asbesto. A revisar los datos publicados por varios autores, dedicaremos nuestra atención seguidamente...... ....... Fuente: www.rebelion.org http://www.rebelion.org/noticia.php?id=208599

Contacte con nosotros

Si le gustaría conocer sus derechos, si está interesado en conocer las acciones judiciales que puede ejercitar o si tiene información sobre otros casos que quisiera compartir con nosotros, por favor rellene el pequeño cuestionario y un miembro experto de OPAMIANTO se podrá inmediatamente en contacto con usted.

Pº Independencia 21
1º Centro
50001 Zaragoza
976 23 33 83

C/ Velázquez, 70
3ºIzq.
28001 Madrid
915 323 377

77 Water Street
New York, NY 10005
(212) 584-0700

550 Broad Street
Newark, NJ 07102
(973) 639-9100

1515 Market Street
Philadelphia, PA 19102
(215) 564-2300