info@opamianto.com 664 55 48 82 976 23 33 83 915 32 33 77

Inicio Noticias Enemigo silencioso en la escuela

Enemigo silencioso en la escuela

Interés

En la ciudad italiana de Casale Monferrato un 10% de su población, es decir, unas 3.000 personas han muerto por causas directas de la exposición al amianto. Este material aislante, si se rompe, se deteriora o se manipula, se deshace en fibras que al ser inhaladas permanecen décadas en el pulmón hasta provocar cáncer. En 1977 la Organización Mundial de la Salud catalogó el fribrocemento como cancerígeno de tipo 1, igual que el tabaco, por ejemplo. Esto significa que está científicamente demostrado que sus partículas dentro del organismo provocan asbestosis y mesotelioma. No siempre este material, muy extendido en la construcción antes de su prohibición en 2002, supone un peligro. Pero la comunidad educativa está empezando a reaccionar y pide el desamiantado de los colegios, centros en los que niños y trabajadores pasan muchas horas y muchos años. En un estudio realizado conjuntamente entre la Plataforma Málaga Amianto 0 y el sindicato de enseñanza CGT se halló que casi el 33% de los 80 colegios revisados tenían a simple vista placas de uralita, canaletas y depósitos en sus estructuras. Y una gran parte de este fibrocemento tiene grietas, agujeros, parches o trozos desprendidos que aumentan la peligrosidad de este material. A esto hay que sumar que en muchos cosas se superan los 40 años de vida útil, tras los cuales comienza el deterioro. Este informe se editó en una publicación en noviembre de 2015 para entregar a los centros escolares y a la Delegación de Educación. En dicho texto proponen un plan de desamiantado seguro hasta 2028, plazo impuesto por la Unión Europea. Aún no ha habido respuesta por parte de Educación. "Empezamos con esta inquietud cuando ardió el cine Victoria, el techo era de amianto, los vecinos comenzaron a movilizarse y nació la plataforma", explican desde Málaga Amianto 0. "Nos dimos cuenta de que en los centros educativos era un material muy utilizado, sobre todo en los que se hicieron con el plan PUA en los años 70, muchos han sido remodelados pero otros no se han tocado desde entonces", agregan. Centros como el Jorge Guillén de El Palo, el Ciudad de Jaén de Churriana o el José Calderón de Campanillas repiten el mismo diseño y en su construcción proliferó la uralita. En este último, el José Calderón, iniciaron hace ocho años su lucha para el desamiantado del centro, que aún cuenta con unos 2.000 metros cuadrados de este material en sus cubiertas. "En 2008 se dio cuenta el antiguo director que había agujeros en el gimnasio y un técnico del Ayuntamiento certificó que había que quitar las cubiertas o poner un falso techo para que las fibras no cayeran a los niños", explicaba María Ángeles Guzmán, del AMPA del centro, en la concentración que realizaron el pasado martes. Desde entonces no se ha hecho nada, decía esta madre, "parches, arreglos, pero siguen las tejas caídas" en un edificio que tiene ya 43 años. "Tanto la Junta como la APAE nos dicen que la vida útil del amianto ya ha finalizado pero que no hay presupuesto para quitarlo", aseguró Guzmán. El colegio Los Remedios de Cártama, el instituto Miraflores de los Ángeles, el instituto Gonzalo Huesa Huesa y los colegios Vicente Espinel y Virgen de la Paz de Ronda también participaron en la concentración de esta semana. Aunque hay otros que se están sumando a la reclamación de la limpieza de los edificios escolares de fibrocemento, que se usó en unos 3.000 materiales de construcción. Aún no está prohibido en China, el sudeste asiático y un buen número de países, por lo que podría llegar a España camuflado, por ejemplo, en un termo. "Ya en los años 30 hay pruebas de que era nocivo, se han encontrado comunicaciones internas de las empresas productoras del material en las que se habla de una relación directa entre las enfermedades de los trabajadores y el amianto", aseguran desde la Plataforma Málaga Amianto 0 y subrayan la importancia de la catalogación de la OMS a pesar de las presiones de los lobbies del sector. "Se trata de una de las principales causas de muerte en el mundo", señalan desde la plataforma capitaneada por Francisco Puche. "Calculamos que en torno a 150.000 y 200.000 personas al año fallecen por esta causa a pesar de que las enfermedades que provocan están infra registradas", agregan. La plataforma apunta que "la Delegación de Educación y la Consejería no aceptan que sea un problema de salud pública, juegan con el periodo de latencia de la enfermedad que es largo, entre 20 y 30 años, se acoge a esto de la vida útil pero es una trampa, porque en el momento en el que hay un mínimo deterioro, grietas o agujeros, se desprenden fibras a las que los menores y los profesionales están expuestos". Y la mayoría de los que aparecen en su estudio tienen algún tipo de deterioro. "Habría que quitarlos todos", sostienen. Entienden que no haya presupuesto para hacerlo en un año o dos, por ellos, plantean que se haga de forma paulativa en los próximos 12 cursos. "Una ciudad como Málaga no puede permitirse tener centros con más de 30 años de antigüedad", consideran los autores del informe. Los colegios de los barrios populares son los que se encuentran en peor estado en relación a la uralita. En San Andrés, en Los Guindos, en El Palo, Campanillas y Churriana, todas las zonas periféricas no sólo tienen centros educativos con amianto, sino que el material se encuentra por todas partes. En naves industriales, en mercados, en bloques de viviendas. "Mires donde mires ves fibrocemento", afirman y señalan que aún quedan unos 80.000 kilómetros de tuberías de amianto en España. Desde la Plataforma se pide que se hagan mediciones en estas infraestructuras con instrumentos apropiados -microscopía electrónica de transmisión, la que recomienda el Parlamento Europeo- y que se haga un inventario detallado de la incidencia de fibrocemento porque "es todavía más peligroso al llegar al final de su vida útil". Para esta entidad, habría que revisar todos los colegios e institutos construidos antes de 2002. El Centro de Educación Especial Santa Rosa de Lima, en Portada, el CEIP Cerro Coronado en La Palmilla, el Ciudad Palma de Mallorca en Torremolinos, el Francisco de Goya, el Guadaljaire y el IES Isidoro Sánchez, el colegio Los Ángeles, el Vicente Aleixandre, el IES El Palo, Los Manantiales de Torremolinos o el Trayamar en Algarrobo son algunos de los centros señalados en este informe que se acompaña de fotografías. No están, y es ahora cuando se están añadiendo a la lista, espacios que no fueron revisados pero cuya la comunidad educativa ha denunciado la existencia de este material. Especialmente significativa es la presencia de amianto en Los Asperones. En el colegio María de la O aún hay restos de fibrocemento, pero más prolifera en las cubiertas de las casas, en los bajantes, en trozos arrojados a los vertederos. También encontraron una gran cantidad de residuos en los Baños del Carmen que creen que ha sido enterrado. Se denunció al Seprona pero no han tenido noticia del recorrido de la denuncia. En los Servicios Operativos del Ayuntamiento en El Palo, en las instalaciones que Emasa tiene en el Camino del Colmenar, en el mercado de abastos de Vélez-Málaga, en naves ganaderas del interior de la provincia... El amianto está extendido y normalizado. Y ya, dicen, no caben más excusas ni dilaciones. Es el momento en el que la prudencia y la salud se pongan por delante. Fuente: www.malagahoy.es http://www.malagahoy.es/article/malaga/2289671/amianto/enemigo/silencioso/la/escuela.html

Envíenos su caso

Si le gustaría conocer sus derechos, si está interesado en conocer las acciones judiciales que puede ejercitar o si tiene información sobre otros casos que quisiera compartir con nosotros, por favor rellene el pequeño cuestionario y un miembro experto de ORIA, PAJARES & ASOCIADOS ABOGADOS se podrá inmediatamente en contacto con usted.

WhatsApp

664 55 48 82
* He leído y acepto la Política de privacidad.

* En el marco del cumplimiento de la legislación vigente, de lo dispuesto por Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos (RGPD), de la normativa vigente de aplicación en la materia y de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico 34/02 de 11 de Julio (LSSICE), se informa al interesado que los datos personales que proporcione en este formulario se incorporarán a un fichero titularidad de ORIA, PAJARES & ASOCIADOS ABOGADOS, S.L. que nos servirán para contestar a la consulta que usted nos plantea. La cumplimentación del formulario es voluntaria. Si el interesado no consiente el tratamiento de sus datos personales solicitados en este formulario, deberá abstenerse de enviarlo. El interesado puede ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición mediante solicitud escrita a ORIA, PAJARES & ASOCIADOS ABOGADOS, S.L. en Calle Velázquez nº 70, 3º izq. 28001 Madrid (Madrid) España. o bien enviando un correo electrónico a info@opamianto.com.

Pº Independencia 21
1º Centro
50001 Zaragoza
976 23 33 83

C/ Velázquez, 70
3ºIzq.
28001 Madrid
915 323 377

77 Water Street
New York, NY 10005
(212) 584-0700

550 Broad Street
Newark, NJ 07102
(973) 639-9100

1515 Market Street
Philadelphia, PA 19102
(215) 564-2300