info@opamianto.com 664 55 48 82 976 23 33 83 915 32 33 77

Inicio Noticias Desamiantando sin protección

Desamiantando sin protección

Interés

Ante la alerta lazada por vecinos de la zona, y requeridos por el Instituto Canario de Seguridad Laboral a quien llegó el aviso, agentes del Seprona se personaron este martes en unas naves industriales abandonadas en la zona de El Chorrillo, Santa Cruz de Tenerife, donde identificaron a dos personas que procedían, desde hace varios días ya, al desmantelamiento total de cerca de 900 metros cuadrados de planchas de fibrocemento que dejaban caer desde una altura considerable a fin de, supuestamente y según testimonio recabado por los agentes, hacerse con la estructura metálica que sustenta la uralita para ser vendida como chatarra. Desde la década de los ochenta del siglo pasado estudios médicos vinieron a identificar al asbesto-amianto (componente importante del fibrocemento-uralita) como altamente cancerígeno por inalación, con unos elevadísimos índices de mortalidad. Pero no sería hasta el 2005 cuando la prohibición para la utilización de estos materiales se generalizó en todo el mundo desarrollado. Y, en este sentido, la gestión del fibrocemento instalado cuando pasa a ser residuos quedaba reservada a empresas autorizadas que habían de cuidar mucho de la protección de los trabajadores, evitar la rotura de estos materiales para impedir que esta fibras cancerígenas pasaran al aire en forma de polvo e introducir el residuo en contenedores especiales que, en el caso de Canarias, han de ser enviados al continente para ser depositados en vertederos de alta seguridad que aquí no existen. Pero en el caso de las naves industriales de El Chorrillo no sólo no se observaban las normas mínimas de seguridad, relacionadas con los trabajos en altura, sino que las planchas se dejaban caer al suelo produciéndose la rotura generalizada de éstas que es, justamente, lo que hay que intentar evitar a toda costa. Y tampoco se llevaba a cabo por parte de estas personas ninguna precaución mínima para su salud (y la de las personas de su entorno) como el uso de mascarillas o guantes y monos desechables puesto que estas fibras cancerígenas pueden llegar al bar o a la casa de los trabajadores adheridas a la ropa, pelo y demás. Y visto lo visto, y la cada vez más frecuente presencia de residuos de amianto en vertidos incontrolados o en los contenedores de basura que después llevan ese veneno a los trabajadores del tratamiento de residuos en sus diferentes fases, parece evidente que se requiere urgentemente -y como se lleva reclamando desde muchos foros desde el minunto cero- un censo no sólo de edificaciones con presencia de amianto sino, muy iumportante también, de trabajadores expuestos. Téngase en cuenta que en Taco existió una fábrica y que nadie se ha preocupado jamás por la suerte de esas personas que estuvieron expuestos durante años a un producto tan peligroso. Pero hasta que nuestras autoridades no se tomen en serio este asunto tan delicado y se adopten medidas eficaces y serias encaminadas al control de este extremadamente peligroso residuo, pues seguiremos encontrándonos, sin duda, con espectáculos dantescos como el que se pudo presenciar estos días en estas naves industriales abanonadas de El Chorrillo, muy cerquita de donde el Cabildo de Tenerife ha invertido 15 millones de euros en un polígono industrial nuevo, al que llaman con el rimbombante nombre de ‘Parque cintífico y tecnológico’, y que la imaginación de Carlos Alonso dice creará nada menos que 3.000 empleos entre vecinos de la zona. Que se pregunta uno si no sería mejor rehabilitar polígonos industriales semiabandonados como este de El Chorrrillo o el de La Campana, con solares y naves abandonadas al igual que las infraestructuras. Pero en fin, doctores tiene la santa madre iglesia y aquí siempre preferimos (o prefieren nuestros responsables públicos) el gran pelotazo a cuidar, mejorar y ampliar lo que ya tenemos. Y el ejemplo del amianto es sintomático de lo que está pasando y la triste realidad a la que nos ha conducido este tipo de políticas basadas es una especie de levitación magnética que mantiene a nuestros pies bastante alejados del suelo las más de las veces. Fuente: www.eldigitaldecanarias.net http://www.eldigitaldecanarias.net/noticia108566.php

Envíenos su caso

Si le gustaría conocer sus derechos, si está interesado en conocer las acciones judiciales que puede ejercitar o si tiene información sobre otros casos que quisiera compartir con nosotros, por favor rellene el pequeño cuestionario y un miembro experto de ORIA, PAJARES & ASOCIADOS ABOGADOS se podrá inmediatamente en contacto con usted.

WhatsApp

664 55 48 82
* He leído y acepto la Política de privacidad.

* En el marco del cumplimiento de la legislación vigente, de lo dispuesto por Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos (RGPD), de la normativa vigente de aplicación en la materia y de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico 34/02 de 11 de Julio (LSSICE), se informa al interesado que los datos personales que proporcione en este formulario se incorporarán a un fichero titularidad de ORIA, PAJARES & ASOCIADOS ABOGADOS, S.L. que nos servirán para contestar a la consulta que usted nos plantea. La cumplimentación del formulario es voluntaria. Si el interesado no consiente el tratamiento de sus datos personales solicitados en este formulario, deberá abstenerse de enviarlo. El interesado puede ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición mediante solicitud escrita a ORIA, PAJARES & ASOCIADOS ABOGADOS, S.L. en Calle Velázquez nº 70, 3º izq. 28001 Madrid (Madrid) España. o bien enviando un correo electrónico a info@opamianto.com.

Pº Independencia 21
1º Centro
50001 Zaragoza
976 23 33 83

C/ Velázquez, 70
3ºIzq.
28001 Madrid
915 323 377

77 Water Street
New York, NY 10005
(212) 584-0700

550 Broad Street
Newark, NJ 07102
(973) 639-9100

1515 Market Street
Philadelphia, PA 19102
(215) 564-2300