info@opamianto.com 664 55 48 82 976 23 33 83 915 32 33 77

Inicio Noticias La exposición al amianto

La exposición al amianto

Interés,Mesotelioma

La exposición al amianto es un peligro para la salud humana que puede conducir a enfermedades graves, como la asbestosis, el cáncer de pulmón y el cáncer de mesotelioma. La exposición es más común en el lugar de trabajo, pero puede ocurrir en el hogar, en un edificio público o en el ejército.El asbesto es un mineral que se utilizó en miles de productos domésticos, comerciales e industriales.La exposición ocupacional es la causa número 1 de la enfermedad del asbesto. Las ocupaciones en trabajos manuales y oficios calificados presentaron el mayor riesgo a su exposición. Los trabajadores de la construcción, los astilleros y las fábricas se enfrentaban una alta probabilidad de exposición en el trabajo. ¿Cómo ocurre la exposición? La exposición ocurre cuando las fibras microscópicas de asbesto pasan al aire. Las fibras son inhaladas o ingeridas por cualquier persona que se encuentre cerca. Las fibras pueden permanecer en el aire durante horas, poniendo en peligro a cualquier persona cercana.El cuerpo puede deshacerse de algunas fibras. Desafortunadamente, muchas fibras se atascan en tejidos como los pulmones.Ningún nivel de exposición se considera seguro. Pero, la mayoría de los problemas surgen después de años de exposiciones repetidas y prolongadas al carcinógeno.Las fibras se acumulan en el tejido humano a través de la exposición repetida y causan inflamación y daño. Con el tiempo, este daño causa cambios celulares que conducen al cáncer y otras enfermedades. La combinación de fumar y la exposición al amianto multiplica el peligro, creando un mayor riesgo para la salud.La mayoría de las personas están expuestas a través de su ocupación. La renovación o remodelación doméstica y comercial también es peligrosa porque muchos materiales de construcción comunes ya contienen amianto. Cuando los productos de asbesto comienzan a deteriorarse o se cortan, lijan, perforan o alteran de alguna manera, las fibras microscópicas entran al aire.La exposición ambiental y secundaria al amianto es más rara, pero todavía ocurre con regularidad. La mayoría de las personas en su vida ha inhalado una cierta cantidad de asbesto, pero estas pequeñas cantidades rara vez causan problemas de salud. Riesgos para la salud de la exposición Una vez inhaladas o ingeridas, las fibras pueden quedar atrapadas en el tracto respiratorio o digestivo. El cuerpo puede deshacerse de algunas fibras, pero muchas fibras se atascan. Las fibras atascadas causan lentamente inflamación y daño en el ADN que lleva a la enfermedad décadas más tarde.El amianto causa cáncer y enfermedades no cancerígenas. Los cánceres causados ​​por la exposición al asbesto incluyen: Mesotelioma: es un cáncer raro e incurable que se desarrolla en el revestimiento de los pulmones o el abdomen. Cáncer de pulmón: el cáncer de pulmón relacionado con el asbesto representa aproximadamente el 4 por ciento de todos los casos de cáncer de pulmón. Cáncer de ovario: La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer confirmó en 2012 que el asbesto causa cáncer de ovario. Cáncer de la laringe: en 2006, los Institutos Nacionales de la Salud confirmaron que el asbesto causa el cáncer de laringe. Las condiciones no cancerígenas causadas por el amianto incluyen: Asbestosis: la asbestosis implica inflamación y cicatrización del tejido pulmonar. Evita que los pulmones se expandan y relajen normalmente. Placas pleurales: son el signo más común de exposición al asbesto. Implican engrosamiento fibroso del revestimiento alrededor de los pulmones. Derrame pleural: acumulación de líquido alrededor de los pulmones que causa dificultad para respirar. Engrosamiento pleural difuso: las cicatrices extensas engrosan el revestimiento pleural de los pulmones. Causa dolor en el pecho y problemas respiratorios. Pleuritis: inflamación severa del revestimiento pleural, también conocida como dolor pleurítico. Atelactasis: la inflamación y la cicatrización hacen que el revestimiento pleural se pliegue sobre sí mismo, lo que provoca que los pulmones se inflen por debajo. Se tarda alrededor de 10 a 50 años después de la exposición inicial para el desarrollo de enfermedades relacionadas con el asbesto. La asbestosis puede desarrollarse en tan solo 10 años. Los cánceres relacionados tardan entre 20 y 50 años.Las tasas de incidencia de estas enfermedades se han mantenido estables durante décadas, a pesar de las regulaciones sobre el amianto que se implementaron en los años setenta. Donde ocurre la exposición La exposición puede ocurrir si: Vives cerca de lugares de trabajo o ambientes contaminados. Usas productos que contengan asbestos. Trabajas en ciertas ocupaciones, incluyendo el ejército. Experimentas desastres naturales o provocados por el hombre. Productos Miles de productos fueron fabricados por empresas que utilizan fibras de amianto. Se pueden encontrar en aislamientos, paneles de yeso, techos y baldosas, cementos, pintura y más. La mayoría de los hogares y edificios comerciales construidos antes de 1980 contienen productos de asbesto. Ocupaciones Los trabajadores de todos los oficios probablemente estuvieron expuestos a las fibras de asbesto mientras trabajaban. Los paneles de yeso, electricistas, bomberos, mecánicos de automóviles y muchas otras ocupaciones siguen en riesgo. Su regulación en el pasado era mínima. Hoy en día, la ley exige que todas las empresas protejan a los trabajadores contra el asbesto y otros riesgos de salud relacionados con el trabajo. Lugares de trabajo La exposición al asbesto puede ocurrir en el trabajo. Muchos lugares de trabajo utilizan el mineral en sus productos e instalaciones. Millones de trabajadores se pusieron en riesgo.Astilleros, plantas de energía, trabajos con el metal, escuelas, plantas químicas, refinerías de petroleo… Exposición ambiental La exposición ambiental ocurre cuando las fibras de asbesto se liberan al aire a través de: Minería Perturbación de un depósito de amianto natural Desastres naturales como huracanes, tornados y terremotos. Riesgos de las operaciones de amianto cercanas Los lugares de trabajo que utilizan asbesto, a menudo contaminan el aire exterior con fibras en el aire. Las personas en las comunidades cercanas se enfrentan a la exposición ambiental que las pone en riesgo de enfermedades relacionadas.Un estudio de 2009 publicado en la revista Atmospheric Pollution Research probó los efectos de la exposición ambiental en una población que vive cerca de una planta de fabricación de amianto. El estudio examinó las tasas de mesotelioma pleural y otras afecciones relacionadas con el asbesto en Shubra El-Kheima, Egipto, una ciudad industrial que contiene la planta de asbesto de la empresa Sigwart Company. Comparó las tasas de enfermedad en individuos que trabajan en la planta, aquellos que viven cerca de la planta y aquellos en un grupo de control sin exposición al asbesto conocida. En total, el estudio contó con más de 4.000 participantes.El mesotelioma pleural fue más alto (2.8 por ciento) en el grupo con exposición ambiental al asbesto. El grupo con exposición ocupacional tuvo una tasa sorprendentemente más baja de solo 0,8 por ciento. Como se esperaba, el grupo de control tuvo la menor cantidad de incidencias, con una tasa del 0,1 por ciento.Estas tasas variaron para otras enfermedades como el engrosamiento pleural difuso. En general, el estudio encontró una tasa ligeramente más alta, pero aún comparable, de enfermedades relacionadas con el asbesto en los trabajadores que en los residentes cercanos. La eliminación inadecuada de amianto Existe un alto riesgo de exposición a las fibras en el aire si no se siguen los procedimientos de reducción apropiados . Es importante cumplir con las normas de seguridad con respecto a la eliminación de materiales que contienen asbesto para minimizar los riesgos para la salud. Exposición secundaria al asbesto Las personas pueden contraer una enfermedad relacionada con el amianto sin tener que trabajar con o cerca del mineral tóxico. La exposición secundaria o la exposición indirecta puede ser tan peligrosa como la exposición de primera mano.Este tipo de exposición ocurre cuando, sin saberlo, un trabajador lleva a casa restos de fibras en su ropa de trabajo, cabello o piel.A lo largo del siglo XX, los hombres tenían más probabilidades de trabajar directamente con productos relacionados con el amianto. La exposición secundaria tenía más probabilidades de afectar a las mujeres y los niños en los hogares de estos trabajadores. Las mujeres que lavaban la ropa de trabajo contaminada de su esposo eran las que tenían mayor riesgo de exposición secundaria. Protegiéndose del amianto Las personas pueden protegerse a sí mismas siendo vigilantes.Los trabajadores deben usar equipo de protección proporcionado por las empresas. Es importante seguir los procedimientos adecuados de seguridad y las prácticas en el lugar de trabajo. Se deben usar respiradores aprobados cuando se trabaje alrededor de fibras de asbesto.También es importante tomar precauciones para no llevar restos de fibras a casa desde el trabajo. Cualquier ropa o calzado usado en el trabajo debe dejarse y limpiarse en el lugar de trabajo. Las duchas deben tomarse antes de regresar a casa para evitar poner en peligro a los miembros de la familia.El equipo de seguridad y las buenas prácticas de hoy le protegerán contra futuros problemas. Fuente: www.amianto.ebreweb.com https://amianto.ebreweb.com/exposicion-al-amianto/

Envíenos su caso

Si le gustaría conocer sus derechos, si está interesado en conocer las acciones judiciales que puede ejercitar o si tiene información sobre otros casos que quisiera compartir con nosotros, por favor rellene el pequeño cuestionario y un miembro experto de ORIA, PAJARES & ASOCIADOS ABOGADOS se podrá inmediatamente en contacto con usted.

WhatsApp

664 55 48 82
* He leído y acepto la Política de privacidad.

* En el marco del cumplimiento de la legislación vigente, de lo dispuesto por Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos (RGPD), de la normativa vigente de aplicación en la materia y de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico 34/02 de 11 de Julio (LSSICE), se informa al interesado que los datos personales que proporcione en este formulario se incorporarán a un fichero titularidad de ORIA, PAJARES & ASOCIADOS ABOGADOS, S.L. que nos servirán para contestar a la consulta que usted nos plantea. La cumplimentación del formulario es voluntaria. Si el interesado no consiente el tratamiento de sus datos personales solicitados en este formulario, deberá abstenerse de enviarlo. El interesado puede ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición mediante solicitud escrita a ORIA, PAJARES & ASOCIADOS ABOGADOS, S.L. en Calle Velázquez nº 70, 3º izq. 28001 Madrid (Madrid) España. o bien enviando un correo electrónico a info@opamianto.com.

Pº Independencia 21
1º Centro
50001 Zaragoza
976 23 33 83

C/ Velázquez, 70
3ºIzq.
28001 Madrid
915 323 377

77 Water Street
New York, NY 10005
(212) 584-0700

550 Broad Street
Newark, NJ 07102
(973) 639-9100

1515 Market Street
Philadelphia, PA 19102
(215) 564-2300