Videos

Documentales sobre el amianto
Noticias
Conocer la profesión del paciente es fundamental para orientar el diagnóstico La historia clínica ocupacional y medioambiental es una herramienta fundamental para el diagnóstico de las enfermedades ocupacionales. Carmen Diego, coordinadora del Área de Enfermedades Respiratorias...
Nuevos datos de nintedanib en el tratamiento del mesotelioma pleural maligno Nintedanib, el triple inhibidor oral de la angioquinasa de Boehringer Ingelheim, ha demostrado mejorar la supervivencia libre de progresión y la supervivencia global añadido a la quimioterapia estánda...
Utilidad del lavado broncoalveolar en el diagnóstico de enfermedades relacionadas con el amianto El análisis del lavado broncoalveolar (LBA) se ha propuesto como técnica objetiva para certificar la exposición a amianto. Sin embargo, la fiabilidad y rendimiento diagnóstico de este procedimiento di...

Tratamiento del mesotelioma según la fase

Los distintos tratamientos que existen para el mesotelioma dependerán de la fase que haya alcanzado el tumor, el estado de salud del paciente y su edad.

Fase I

En esta fase el mesotelioma es todavía curable, por lo que los médicos no descartarán la cirugía, como es la neumonectomía extrapleural, en los pacientes que han sido diagnosticados en esta temprana etapa. Sin embargo el tratamiento más común en este estadío es la pleurectomía. En el caso de mesotelioma peritoneal los pacientes también pueden disfrutar de los beneficios de tratamiento quirúrgicos parecidos. Tras la intervención se puede prescribir radioterapia. La radioterapia igualmente está prevista para aquellos pacientes que aún cuando estén en este estadío tengan la salud muy débil y no puedan soportar una intervención

Fase II

Normalmente tras la intervención se pautan terapias suplementarias para los pacientes en la fase II. Así tras la intervención que tiene por objeto radicar cuanto más tejido cancerígeno mejor, al paciente se le puede pautar quimioterapia, radioterapia o ambos a la vez. Esta terapia esta pensada para intentar destruir cualquier residuo de células cancerígenas que no se haya podido eliminar con la cirugía, así como para aliviar los síntomas de la enfermedad.

Fase III

Los tratamientos para este estadío implican los mismos procedimientos que los de la fase II.

Fase IV

El diagnóstico de esta fase significa que la enfermedad es terminal por lo que cualquier tratamiento estará enfocado en aliviar el dolor y en cuidados meramente paliativos.