Videos

Documentales sobre el amianto
Noticias
Amianto y cáncer de esófago El cáncer de esófago es el quinto tumor más frecuente del aparato digestivo en España (por detrás del cáncer colorrectal, gástrico, hepático y pancreático). Se sitúa entre los diez cánceres más frecue...
Un mesotelioma eminente En marzo de 2015, Jesús Mosterín, un reconocido filósofo y amante acérrimo de los animales y demás seres vivos sintientes, escribía un artículo en el País llamado "Una cita con la parca", en el que de...
Fondo de compensación para las víctimas del amianto El Congreso ha aprobado una proposición de ley que contempla la creación de un fondo de compensación para las víctimas del amianto. Esta proposición ha sido impulsada por el Parlamento vasco la pasada...

Tratamiento del mesotelioma según la fase

Los distintos tratamientos que existen para el mesotelioma dependerán de la fase que haya alcanzado el tumor, el estado de salud del paciente y su edad.

Fase I

En esta fase el mesotelioma es todavía curable, por lo que los médicos no descartarán la cirugía, como es la neumonectomía extrapleural, en los pacientes que han sido diagnosticados en esta temprana etapa. Sin embargo el tratamiento más común en este estadío es la pleurectomía. En el caso de mesotelioma peritoneal los pacientes también pueden disfrutar de los beneficios de tratamiento quirúrgicos parecidos. Tras la intervención se puede prescribir radioterapia. La radioterapia igualmente está prevista para aquellos pacientes que aún cuando estén en este estadío tengan la salud muy débil y no puedan soportar una intervención

Fase II

Normalmente tras la intervención se pautan terapias suplementarias para los pacientes en la fase II. Así tras la intervención que tiene por objeto radicar cuanto más tejido cancerígeno mejor, al paciente se le puede pautar quimioterapia, radioterapia o ambos a la vez. Esta terapia esta pensada para intentar destruir cualquier residuo de células cancerígenas que no se haya podido eliminar con la cirugía, así como para aliviar los síntomas de la enfermedad.

Fase III

Los tratamientos para este estadío implican los mismos procedimientos que los de la fase II.

Fase IV

El diagnóstico de esta fase significa que la enfermedad es terminal por lo que cualquier tratamiento estará enfocado en aliviar el dolor y en cuidados meramente paliativos.