Videos

Documentales sobre el amianto
Noticias
Conocer la profesión del paciente es fundamental para orientar el diagnóstico La historia clínica ocupacional y medioambiental es una herramienta fundamental para el diagnóstico de las enfermedades ocupacionales. Carmen Diego, coordinadora del Área de Enfermedades Respiratorias...
Nuevos datos de nintedanib en el tratamiento del mesotelioma pleural maligno Nintedanib, el triple inhibidor oral de la angioquinasa de Boehringer Ingelheim, ha demostrado mejorar la supervivencia libre de progresión y la supervivencia global añadido a la quimioterapia estánda...
Utilidad del lavado broncoalveolar en el diagnóstico de enfermedades relacionadas con el amianto El análisis del lavado broncoalveolar (LBA) se ha propuesto como técnica objetiva para certificar la exposición a amianto. Sin embargo, la fiabilidad y rendimiento diagnóstico de este procedimiento di...

¿Qué es el amianto?

Con el nombre de asbestos se designa a un grupo de fibras naturales minerales que han sido utilizadas en el sector de la construcción durante los últimos 200 años. El Departamento de Salud y Servicios Humanos (DHHS), la Organización Mundial de la Salud (OMS/WHO) y la Agencia de Protección Ambiental (Environmental Protection Agency - EPA) de los EEUU han determinado que el asbesto es carcinógeno para seres humano. La producción y el uso del amianto mundialmente se ha ido regulando e incluso, en algunas circunstancias, prohibido. En España se prohibió su utilización mucho más tarde, ya que no se hace hasta el año 2002. Es por eso por lo que muchos productos compuestos de amianto fabricados en Estados Unidos se siguieron comercializando en España. En todo caso, dicha prohibición no ha conllevado la retirada en España de todas las obras e instalaciones en que se utilizó el amianto en muchas de cuyas dependencias ya que sigue habiendo toneladas de uralita en los tejados y paredes, ni se ha desprendido de las juntas de amianto de las válvulas de las calderas y de los motores de los barcos, ni de los forros de asbesto en las conducciones de aire acondicionado y del agua corriente.

La exposición del amianto se relaciona causalmente con graves enfermedades como la asbestosis y el mesotelioma.

Las fibras de amianto derivan de minerales serpentinos y anfibólicos. Son fibras flexibles y aunque pueden dividirse en partículas microscópicas, no se evaporan, ni se disuelven, ni se queman ni reaccionan de manera significantes a los metales. Igualmente tampoco son biodegradables. Dadas estas características el amianto ha servido como material aislante, antiincendios, de mampostería y para otros materiales y elementos usados en la industria de la construcción.

Hay muchas clases de amianto, siendo los niveles de toxicidad distintos en cada caso. El crisolito o amianto blanco proviene de minerales serpentinos y es la variedad que principalmente se ha utilizado en nuestro país, entre otros, en la industria textil, en el sector mecánico, en tuberías y en fibrocementos conocidos como “Uralita”. Otros materiales para los que se ha usado el amianto blanco son: baldosas de vinilo, adhesivos, laminados, estucados, yeso, impermeabilizantes de alquitrán, fieltros, panelados de pared, encimeras, tuberías, techos acústicos, aislantes contra incendios, masillas, juntas, embragues de disco y mantas antiincendios.

Del mineral anfibólico deriva la amosita (amianto marrón) y la crocidolita (amianto marrón) siendo estos tipos de amianto mucho más perjudiciales que el amianto blanco. Los productos en los que se han usado estas clases de amianto incluyen cubiertas, tableros de escasa densidad aislante y ladrillos para techos, planchas de cemento de amianto y tuberías, y aislantes térmicos o químicos como puertas antiincendios y juntas de automóviles.

Está científicamente reconocido que la exposición al amianto causa enfermedades que específicamente afectan al sistema respiratorio. Además la exposición al amianto se ha relacionado causalmente con enfermedades que afectan al sistema inmunitario, cardiovascular y gastrointestinal. La mayoría de las enfermedades producidas por la exposición al amianto no se manifiestan hasta pasados 20 ó 40 años desde que hubo una primera exposición. Y desgraciadamente, en muchas ocasiones los síntomas no se manifiestan hasta que la enfermedad que deriva de la exposición al amianto ha alcanzado su fase terminal.

¿Ha estado expuesto al amianto?

Son varias las enfermedades con peligro para la vida, como es el mesotelioma, que se atribuyen a la exposición de amianto. La mayoría de estas enfermedades afectan a trabajadores de la industria de la construcción (carpinteros, fontaneros, caldereros, soldadores, forradores, electricistas, tuberos, pintores, mecánicos, personal de limpieza, gruistas, caldeleros-chapistas…) Además, dada la tendencia que tiene el amianto a dividirse en partículas microscópicas, aquellos que trabajaron cerca de fibras o polvo de amianto pudieron impregnar sus ropas con estas sustancias, alcanzando a quienes tomaron, aunque fue solo fuera para lavar esas ropas..Así resulta como los familiares de aquellos que tuvieron una exposición directa al amianto, tienen un riesgo elevado de desarrollar cualquiera de las enfermedades que se relacionan con dicha exposición.
Si usted o su familia a sufrido cualquier enfermedad relacionada con el amianto, como es el mesotelioma, y quiere que un profesional le informe de sus derechos, por favor rellene el cuestionario que le facilitamos y personal experto de nuestro despacho se pondrá en contacto con usted. Estas consultas son gratuitas, no implican obligación alguna para usted y nunca suponen entablar una relación abogado-cliente salvo que así usted lo desee.