Videos

Documentales sobre el amianto
Noticias
Conocer la profesión del paciente es fundamental para orientar el diagnóstico La historia clínica ocupacional y medioambiental es una herramienta fundamental para el diagnóstico de las enfermedades ocupacionales. Carmen Diego, coordinadora del Área de Enfermedades Respiratorias...
Nuevos datos de nintedanib en el tratamiento del mesotelioma pleural maligno Nintedanib, el triple inhibidor oral de la angioquinasa de Boehringer Ingelheim, ha demostrado mejorar la supervivencia libre de progresión y la supervivencia global añadido a la quimioterapia estánda...
Utilidad del lavado broncoalveolar en el diagnóstico de enfermedades relacionadas con el amianto El análisis del lavado broncoalveolar (LBA) se ha propuesto como técnica objetiva para certificar la exposición a amianto. Sin embargo, la fiabilidad y rendimiento diagnóstico de este procedimiento di...

Enfermedades causadas por el amianto

Se estima que desde el año 2007 hasta 2016 se contabilizarán hasta 1321 muertes por mesotelioma.
De acuerdo con las investigaciones médicas los fallecimientos relacionados con las enfermedades que causa el amianto han aumentado en las tres últimas décadas. Así por ejemplo el Centro estadounidense de control de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) ha concluido que el número de gente que sufre enfermedades de pulmón derivadas de la inhalación de polvo de metales o minerales –como por ejemplo la silicosis- ha aumentado en un 70% desde 1982. Las muertes derivadas de la exposición al amianto, sin embargo, han aumentado de manera constante, lo que sin duda obedece a que el periodo de latencia de la enfermedad es muy largo y a que el uso del amianto empezó a mediados de 1900.

Asbestosis

La asbestosis es una inflamación crónica del pulmón que se produce como consecuencia de haber inhalado fibras de amianto durante un largo periodo. El primer síntoma de la asbestosis es la limitación en la respiración que se acompaña de disnea. Un examen médico puede revelar si hay fibrosis en los pulmones, lo que significa que las fibras de amianto se han depositado en el tejido pulmonar. Los síntomas de esta enfermedad aparecerán transcurridos entre 20 y 40 años desde la inicial exposición al amianto.

Cuando inhalamos amianto, las fibras alcanzan a los alvéolos que son los órganos que sirven para que funcione el mecanismo por el que el oxígeno llegue a la sangre. Una vez las fibras están depositadas en los alvéolos, el amianto genera una reacción inflamatoria en los pulmones. La inhalación de fibras de asbesto puede producir formación de tejido cicatricial (fibrosis) en el interior del pulmón. El tejido pulmonar cicatrizado no se expande ni se contrae en forma normal y tampoco puede efectuar el intercambio gaseoso.

La gente que sufre asbestosis tiene un riesgo elevado de sufrir mesotelioma y otros cánceres del pulmón relacionados con la exposición al amianto. No hay cura para la asbestosis, pero si hay tratamientos para aliviar los síntomas de la enfermedad, como son la terapia de oxígeno, inhaladores por aerosol y eliminar el líquido pleural de la cavidad pectoral.

Mesotelioma

El mesotelioma es el cáncer de las membranas que recubren los órganos internos de la cavidad abdominal y pectoral. Además el Instituto Nacional del Cáncer en Estados Unidos ha determinado que más del 30% de los casos de mesotelioma son de origen desconocido, cuando la única causa conocida es la exposición al amianto.

Al contrario que ocurre con la asbestosis que se desarrolla transcurridos periodos prolongados de exposición, los casos de mesotelioma puede ocurrir tras un solo mes de exposición. Algunos casos de mesotelioma se han producido como consecuencia de una única exposición al amianto.

El mesotelioma tiene un periodo de latencia de 20 a 40 años y cuando se manifiestan los síntomas el cáncer ya se ha extendido a otras partes del cuerpo. Aunque existen tratamientos que alivian los síntomas, actualmente no hay cura posible.

Otros tipos de cáncer

Los estudios revelan que tras un año exposición constante al amianto o tras cinco años de exposición paulatina al amianto doblan las posibilidades de sufrir cáncer de pulmón. Cada una de las cuatro tipologías del cáncer de pulmón –carcinoma de células escamosas, adenocarcinoma, carcinoma de células grandes, y carcinoma de células pequeñas- están asociadas a la exposición al amianto. Las personas que fuman y que han estado expuestas al amianto tienen mayor probabilidad de desarrollar un cáncer de pulmón derivado de dicha exposición al amianto.

Estos tipos de cáncer tienen un periodo de latencia de entre 10 y 30 años desde la exposición al amianto. El que una persona expuesta al amianto desarrolle cáncer de pulmón dependerá no sólo de la acumulación de exposición sino del riesgo que la persona tenga de desarrollarlo. El amianto también se ha asociado al cáncer de laringe. Algunos estudios sugieren que la exposición al amianto aumenta el riesgo de sufrir cáncer de estómago y cáncer colorrectal.

¿Le han diagnosticado alguna enfermedad relacionada con la exposición al amianto?

Si a usted o a un familiar le han diagnosticado alguna de las enfermedades relacionadas con el amianto póngase en contacto con Oria, Pajares & Asociados, los expertos especialistas le asistirán en todos los pasos que debe dar, ofreciéndole el soporte legal que usted necesite.